De ésto...

De ésto…

Mantener una moto es hacer las operaciones que dictamina el fabricante en los kilómetros o en los intervalos de tiempo sugeridos en sus tablas de mantenimiento, presentes en todos los manuales de usuario.

 

Nadie lo hace (o casi nadie). Y de esto la culpa la tienen los japos.

A principios de los 80 los motoristas eran una raza escasa y entendida: realmente era la única manera de mantener los trastos americanos/europeos en funcionamiento. Unos iniciados de una especie de secta, caracterizados por sus vestimentas negras que disimulaban los manchones de las fugas de aceite de sus motos y por la enorme cantidad de herramientas y repuestos que llevaban encima hasta para ir a la esquina. Y a pesar de ello no siempre conseguían el objetivo de que sus trastos rodasen.

6f683b90ea430b81b89a7cdae6cef515

…A ésto

 

¡Si hasta las BMW tenían fama de fiables!

 

Hacía falta emular a Tarzán cazando un rinoceronte empujando a un monstruo de 250 kgs. que no arrancaba por las mañanas y subirse de un salto para que te llevase al trabajo, (yo iba en Metro a la Universidad cuando no arrancaba mi Laverda Jota, y al final, casi siempre en Metro por si no arrancaba ese día y llegaba tarde) o maniobras raras de cebar carburadores, purgarlos, dar aire, patadas sin fin con riesgo de romperse una rodilla…

 

…y llegaron los japos.broken-5-crank

 

Y de repente la moto no sólo te llevaba a cualquier sitio, sino que además ¡hasta arrancaba a la mañana siguiente! Y las BMW empezaron a llegar a los talleres con feas roturas de cigüeñal por intentar seguir a cualquier “china” de sólo 350 cc. 

 

Y los que no sabían/querían mover una tuerca, llegaban antes a todas partes que el “experto” de la cafetera italiana/alemana/americana simplemente porque ¡funcionaba siempre! ¡Y limpitos!, sin manchas de aceite o apestando a gasolina. Así que ya se podía poner uno de colorinches para salir en moto, como los héroes de GP.

Yo viví esa trasformación: una chica empezó a salir en moto con nosotros, todos de negro, con monos negros, guantes, cascos, barbours a los que se les ponía grasa de caballos muertos… y ella apareció un día con un mono como el de Kevin Schwantz. ¡A los dos meses parecíamos el Circo Price cuando nos poníamos todos juntitos!

pinza

Y la moto se popularizó y el Nuevo Dogma fue “las motos japos no se rompen”. Así que se pasó de un extremo al otro: si antes hacer 100 kms. seguidos era una complicación mecánica, ahora podías no hacerle nada a la moto durante miles de kms., ni leerte siquiera el manual de propietario, que aparentemente no pasa nada.

Aparentemente.

La verdad es que la ingeniería japonesa, y más de aquellos años 80-90 donde alcanzó su pico de calidad y se desconocía el término “obsolescencia programada”, es fabulosa: he visto motos a las que no les han hecho nada, pero nada de nada, durante muchos años, y ahí siguen andando. Incluída una Kawasaki GPZ 550 a la que no le cambiaban el aceite desde hacía 50.000 km. y ahí seguía, arrancando a la primera por la mañana.

Vamos a poner un ejemplo ilustrativo del mantenimiento de una moto y su coste.

Imaginemos una moto en su revisión de 12.000 kms. y tal como estipula su manual de mantenimiento:

  • Revisión de la inyección, media hora de mano de obra. Peaje de maquinita 100 €
  • Líquidos frenos, aceite, embrague, filtros, bujías. 3 h de mano de obra. Material 100 €
  • Líquido horquilla 1 h. y media de mano de obra. Material 30 €
  • Un par de ruedas (más menos debe tocar, siendo optimistas) 250 €
  • Limpiar pinzas freno/revisión 1h de mano de obra

Así que el taller debe presentar al propietario una factura de 480 € de materiales más 6 h. de mano de obra, que a p.ej. 50 € son 300 €

TOTAL 780 €

Ahora toca la de los 24.000 kms. y tal como estipula su mantenimiento, es todo lo anterior (780 €) más:

  • Válvulas, circuito de refrigeración, 6 h. A sumar las pastillas necesarias.
  • Engrase rodamientos de dirección 3 h. Grasa 30 €
  • Engrase basculante/bieletas 4h (mínimo)
  • Un par de ruedas (más menos debe tocar) 250 €

Así que el taller debe presentar al propietario una factura de 280 € de materiales adicionales más 13 h. de mano de obra, que, en nuestro supuesto a 50 € son 650 €

TOTAL 780+280+650 = 1.710 €

rev

Visto lo anterior pasan dos cosas: el usuario no quiere pagar eso y el taller ni se lo propone. Y como consecuencia de ello es que los talleres dicen que han hecho cosas que realmente no han hecho (los desalmados) y cobran 600 por todo y listo. O, los honrados, directamente ni se lo dicen al propietario que debe hacerse ese mantenimiento porque sabe que no lo va a hacer.

Y no hemos incluido otros asuntos, como que los latiguillos de freno originales deben cambiarse a los 2 años, ni hemos hablado de suspensiones vencidas, bastante caras de reponer, ni de trasmisiones que hay que cambiar

 

Así que nuestra supermoto es un petardo con ruedas en 4-5 años… que es cuando se venden la mayoría, por cierto.

Nuestras motos andan como aviones, y el mantenimiento es el de un avión, ni más ni menos. O no podrás usar ni el 20% de lo que la moto tiene que ofrecer. O peor, vete encargando tu nombre grabado en una losa de mármol.

¿Pretendes que un Ferrari gaste como una bicicleta? Pues andará como una. O ni eso, porque no lleva pedales. Pues sí, hay que gastarse dinero en cosas útiles. Eso no significa comprar un amortiguador hiper-carísimo que su precio amortiza su publicidad en las carreras. Significa mantener bien los elementos de serie, suficientemente buenos para el 90% de los motoristas.

rev-12

Chicos, si no queremos arruinarnos: ¡a aprender algo de mecánica! Esto no significa que hagamos un curso completo, ni además tiene que gustarnos, pero sí que sepamos lo suficiente para al menos saber distinguir qué nos han hecho en nuestra moto realmente en el taller, y reclamar en consecuencia.

Y a la larga, sale tremendamente barato y la moto va como debe ir. Y si tienes una moto refrigerada por aire, con válvulas accesibles sin desmontar árboles de levas y carburadores, estás de enhorabuena, porque nunca te dejará tirada una bomba de agua o una junta de culata. Con un vacuómetro bueno tienes carburada la moto para toda la vida (el mío lo compré en 1.986, Morgan, y es fabuloso) y todo, bien o mal, te lo puedes ir haciendo tú y tener una moto que asombrará por sus cualidades dinámicas y mecánicas.

¿O es que alguien piensa que una R1 de cuatro años, con los líquidos originales de suspensión y frenos, pastillas baratas y trasmisión medio mal va mejor en curvas que una humilde Fazer 600 de 1998 con todo perfecto?

Alguno pensará que es mejor entonces comprarse una moto con 5 años que con 15, que es más económico ponerla al día. Pues no. Reglajes de válvulas, latiguillos, líquidos, frenos, suspensiones… se debe hacer exactamente igual su revisión y puesta a punto en ambas, tengan 4 años y 20.000 kms. o 15 años y 100.000. Que la factura sea mayor o menor dependerá del trato que haya tenido cada moto y de las revisiones más o menos cuidadosas de cada propietario.

¡Que son 2 ruedas, chicos, y es nuestra seguridad!

Síguenos

4 comments on “MANTENIMIENTO DE UNA JAPO. Reflexiones”

  1. Ruymán Responder

    Excelente artículo.

    Fui el poseedor de una GSXR1100 del 89 (la compré de 2da mano en 2003 y lo primero que hice fue una puesta a punto completa en un taller).

    La moto era una bestia, y con ella me merendaba a todas las motos modernas, en curvas, y por qué no, en rectas y hasta en apuradas de frenada.

    Le adapté una bomba de freno brembo, latiguillos metálicos, pastillas HH, gomas racing,

    Me despedí de ella en 2008.

    Ahora estoy pensando en comprarme una de nuevo ,aunque ya no estoy en mis veinti pocos como entonces.

    He pensado en una moderna, pero sobretodo por peso, consumo, y fiabilidad, aunque leyéndoos parece más bien al revés.

    ¿Algún consejo?

    Me van más las potentes, que puedan ir en curvas sin cambiar mucho de marchas, con potencia en bajos y mucha aceleración.

    A ser posible el equivalente a aquella bestia indomable pero de esta época. Estaba pensando en la kawasaki H2… Pero el precio… Puf!

  2. Alf Responder

    Hola Ruymán:

    Buff!, pues llevar esa bestia en curvas fuertes es para manos expertas y que no tiemblen!

    El menor peso se logra a veces (las menos) con materiales exóticos y normalmente con baquelita a tutiplén. Y menor peso, sólo las ultra deportivas: una CBF 1000 pesa igual y tiene 30 CV menos que su abuelita la CBR 1000 F

    Consumo no es menor a menos que te compres una económica, que no parece el caso

    Te voy a recomendar 2 motos con las que por su facilidad de conducción y sus capacidades no hacen ascos a ir con motos modernas. Y hasta en circuito: la Yamaha YZF 750, la última, que llevaba öhlins trasero, y la Suzuki GSXR 750 de 2.005, considerada la mejor de la historia. Pruébalas

    Ya nos contarás…. Saludos

Leave A Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

UA-70832224-1