Por supuesto que no he probado todas las motos a la venta en el mundo. Ni creo que nadie lo haya hecho, aunque trabaje en el sector. Así que obligatoriamente mi visión es necesariamente parcial e incompleta. Como sabemos bien además desde que vemos The Big Bang Theory y nos familiarizamos con la mecánica cuántica, el Principio de indeterminación de Heisenberg hace que todo sea así, que cualquier partícula del Universo tome un comportamiento determinado sólo cuando se la observa. Así que con mis infinitas limitaciones, soy el observador y por tanto mi Universo se puede comportar diferente al de cualquier otra persona.

Lo digo antes de que cualquier enamorado de alguna de las motos de mis anti-ranking me apedree. Ante el amor es verdad que no hay razones. Y así debe ser, porque lo chulo sentir mariposas en el estómago sin saber por qué, cuando hay otras más delgadas, redonditas, firmes, sensuales, con mejores suspensiones o más salero… en la carretera (¿de qué pensáis que hablaba?… ¡estáis enfermos!)  :)))

Así que comencemos. Y qué mejor que por el pódium de la infamia:

 

LAS PEORES

La clasificación no se establece porque un modelo concreto, en el momento de la prueba, haya tenido una mala puesta a punto o un problema de la unidad que puede desvirtuar nuestro juicio. Además se nota o se puede corregir, más o menos bien.

Básicamente los elementos de valoración son el conjunto global motor/suspensiones/frenos, o el cómo va, lo más importante. Y en este caso valoro especialmente su capacidad de mandarte a la cuneta y al hospital o a un sitio peor.

 

Difícil fotografía: o está en el caballete o se va al suelo

1º- MueBleuWe R100RT 1.981

Ante todo decir que su dueño conoce perfectamente que va fatal. Ha tenido más motos que yo y sabe. Y aunque la puesta a punto de suspensiones es perfecta, los neumáticos son buenos y frena algo, el motor/cambio/embrague son horrorosos y los mandos y la ergonomía desastrosos. El dueño dice que es lo que hay y nada más, y que por eso le gusta.

Repito: de suspensiones dudo que haya otra que vaya mejor.

Desde el momento en que te montas en esta cosa enorme envuelto por la descomunal cúpula, que encima hay que mirar por arriba porque distorsiona un montón la visión, te tropiezas con esos cilindros de la 2ª Guerra Mundial y te tienen que explicar los mandos porque no funcionan como en todas, ya empiezas a darte cuenta que vas a tener problemas.

Incluso estando al ralentí la moto se quiere arrojar al suelo. Contigo dentro mejor, claro. Se cae a la derecha. Y como no se llega bien al suelo, es un poco peligroso.

Sales renqueando y con precaución. Subes una marcha a pocas vueltas…. CRAAAACKKK, subes otra… CATACRACKCRAAAAAK… y se queda en punto muerto por el enorme recorrido de la palanca. Así que le das otra parata CATACROK y engranas segunda, aceleras, CROJJJCRACKCROJJJ… tercera y vas a la escalofiante velocidad de una babosa.

Con lo cual al llegar a la curva no hace falta frenos. Una abuelita por el arcén con el tacataca te acaba de pegar un interior alucinante, por cierto…

Ni en el anuncio se ve bien a través de la cúpula

Bajas 2ª antes de llegar a la curva, más que nada para intentar coger el rebufo del tacataca de la anciana… CRONCK… ¡bloqueo espeluznante de cárdan!. ¡A 40 km/h y 1.500 rpm.!. ¡ALUCINANTE!

Así que la siguiente curva decides entrar en tercera resignándote a perder a la abuelita aquella con problemas de movilidad a lo lejos… y claro, al salir y acelerar la moto se muere ¡y pica biela!. ¡FLIPANTE!, además de que anda como un caracol asmático, te pide gasolina de avión. ¡TOMA YA!

Nunca había probado una R100. Ni siquiera en sus días de gloria, cuando merecía la pena probarla, si es que tuvo alguno posterior a 1.943, allá por Stalingrado. Y menos mal, porque realmente es una basura. De lo que recuerdo de mi Laverda 500, era mucho mejor moto, más segura, rápida, frenaba más… Una nave espacial comparada con esto. Es que estoy seguro de que mi Vespa 200E con la que me hice muchos viajes era muchísimo más rápida y estable y perdería a esta MueBleuWe en cualquier carretera.

Además eso, no se ve con la pantalla mal diseñada, pero que no hace turbulencias porque vas tan despacio que no puede hacerlas. Ni por los espejos, necesarios cuando las sillitas de inválido eléctricas te piden paso. No sé, a lo mejor si te tiras por un barranco acelera más. Aunque no es necesario suicidarse: ya intenta ella asesinarte cada vez que reduces, ya. Cuesta abajo en un puerto debe ser antológica.

Los mandos de la moto, inútiles. Y los relojes, al ritmo que vas, podrían estar en el lenguaje braille para ciegos o en antiguos símbolos sumerios, que vas tan despacio que te daría tiempo a descifrar lo que marcan, así que bien.

Decir que después de unos km. decidí pararme porque realmente pensé que con esa cosa me la daba. Lo digo en serio.

Esperé al dueño montado en el bicho porque sentado no se accede bien a la pata de cabra, de plegado automático. Llegó el propietario, me bajé, empezamos a charlar a unos metros… y el cacharro, él solito, se tiró al suelo. Menos mal que no pilló cerca a nadie porque le habría aplastado. Yo la hubiera dejado allí directamente como abono y me hubiera ido a casa andando, o en autostop o en burro, cualquier cosa me habría valido, hasta una bici, pero a su dueño le gusta, así que consiguiendo unas buenas hernias discales conseguimos levantarla.

Un final perfecto que resume metafóricamente para lo que sirve este trasto.

 

2º- MueBleuWe K75 1.992

Nuevecita estaba la bicha cuando a su dueño le presté mi FJ 1100 y me monté en ella. Era la primera MueBleuWe que cogía en mi vida y he de confesar que me apetecía un montón. ¡Hasta me parecía bonita!. Claro, con esa publicidad de chicos rubios subidos en la moto con ambos pies en el suelo y las revistas españolas clamando por lo bien que iba…

Luego resulta que te subes y los del anuncio debían ser gigantes teutónicos, porque la moto es muy alta. Esto lo descubrí nada más subirme. Un par de años después descubrí también que realmente daba como 40 CV como mucho a la rueda (¡y gracias!) para más de 250 kg., pero el grupo MueBleuWe había comprado la editorial de esa revista para vender su ZEPO, así que los probadores tenían que decir que la moto iba “a su ritmo” en artículos que se remitían por fax a Alemania para ser revisados antes de su publicación.

A lo que estábamos: me monto en la K, engrano primera… CRACKKKKKKJJJJJ. ¡DIOS!, ¡HE ROTO ALGO!. Pero no, no. Acelero… y mis expectativas aceleran más deprisa y se pierden a lo lejos. Un motor de coche, tal cual. Pero de un coche con el filtro de aire bloqueado: aceleras y media hora después sube la aguja del cuenta revoluciones lentamente. Hay un retardo entre el giro del puño y la respuesta del motor. El motor es tan excitante como una patata.

Y llega la primera curva, voy despacito, freno un poco… ¡ARGGGGG!!!¡¡ NOS HUNDIMOS!!!¡¡¡A LOS BOTES SALVAVIDAS!!!… la horquilla flexa, se vence y hace tope, y al soltar levanta a lo bestia con retención nula de hidráulico

Recuerdo: la moto estaba casi nueva, recién sacada de la tienda. Si en las ITV comprobasen suspensiones, ni de serie deberían dejarlas circular. Así que 25 años después…

Ésta era aún peor: fueron llamadas todas a revisión de lo peligrosa que era su dirección y le montaron un cacho de goma (sí, tal cual), para que fuera más dura. ¡Tela!

Reduzco una marcha para intentar parar a lo que es ya un Titanic desbocado…. ¡¡¡¡¡¡CROOOOOJJJJJJJJ!!!, cardán, rueda y mis testículos bloqueados, éstos últimos en mi garganta, del susto.

Entro bamboleándome en la curva con la Gertrud de 300 kgs. bailando samba como una elefanta en celo…. Y como sigo vivo y de una pieza, me tomo las cosas con muuuucha calma, despacito despacito, viendo crecer la hierba mientras llego a la siguiente curva.

El dueño de la K, novato, que no había cogido otra moto en su vida, me pillló la FJ y no la soltaba. Y yo ni me podía plantear intentar cogerlo, a pesar de mi experiencia y ya de aquella, mis muchos kms. en moto. Eso que dicen que no es el caballo, es el indio… a menos que el indio vaya montado en una cabra, claro, que entonces nada de nada.

Hasta que probé la R100 y durante 24 años, encabezó el dudoso honor de ser la peor moto que he probado en mi vida. Con decir ésto queda todo bien resumido.

 

3º- MueBleuWe K1 1.990

 

¡Qué cosa más horrible!

Ya iba escarmentado y receloso cuando cogí este ladrillo, rojo en mi caso, después de la experiencia con la K75, así que no me pilló de sorpresa.

Enorme, inmanejable, hecha a medida de cíclopes, con los manillares lejos y muy alta, pesada y torpe en lo lento, se convierte en un adoquín con ruedas si incrementamos el ritmo: tendrían que instalar un volante de camión para poder tener palanca para tomar las curvas, porque no entra ni haciendo maniobras, además con malos frenos y con la nula posibilidad de reducir de marcha para frenar con el motor por la siempre presente nube negra debido a la peligrosidad del cardán, propenso a bloqueos, por mucho que le pongan un nombre tecno-friki sofisticado. CACA-DE-LA-VACA-LEVER resulta más descriptivo, lo que pasa es que imagino que no hubieran vendido nada llamándolo así.

Ya nos dolían las retinas con la K1 y no queremos torturar a nuestros lectores. Ésta es más ágil, cómoda y más bonita.

 

Mandos inútiles, cajoncitos ridículos detrás en las que no cabe nada y que además impiden montar maletas decentes, estética para los que les gustan la arquitectura soviética de bloques de edificios grises cuadrados, terminación mediocre y motor de coche estrangulado al que humilla una GS 500. Increíblemente, están buscadas y valoradas. Al igual que imagino los calzoncillos de Michael Jackson. Hay gente para todo.

 

10º- Yamaha Fazer 600 2.004

 

Me apetecía mucho probar esta moto. Recientemente me había estrellado con mi fantástica Fazer FZS 600 2.001, la de carburadores y faros cuadrados, y leyendo las revistas nacionales parecía que este modelo era más potente e increíblemente mejor… aunque las independientes extranjeras hablaban de que la cosa no era así precisamente. ¿Quién tendría razón? “Mucho peor no podría ser una versión inyectada que la anterior de carburadores” – pensaba yo en mi ingenuidad sobre la independencia y los servilismos de la prensa patria.

Para empezar, la moto no anda. Tienes que tirar de embrague como si fueras en una dos tiempos hasta para salir de parado. Y acelerar en medios es inútil: o bajas 2 o 3 marchas, o eso no anda. Y cuando bajas marchas, mejor con la moto derecha por la combinación que da una inyección mal puesta a punto con una mala amortiguación.

No anda. A menos que vayas a 12.000 rpm, un suicidio con tan mal ciclo/motor. Y eso que la que probaba era la versión desnuda, que en una naked parece siempre que vas más deprisa.

Lo del motor de R6… en alta que no vale para mucho, sí puede ser más potente. Pero hasta 9.000 rpm. el motor anterior daba hasta 20 cv. más. Ya empezamos mal. Motor puntiagudo e inmanejable, con una inyección brusca que anda a tirones y que en medios no da absolutamente nada.

Igual de mala pero carenada

Y peor: el “lag” de la inyección al acelerar hace que la moto de un golpe detrás semejante a una terrible holgura de trasmisión. Solo que sin solución, no como otras que veremos. Y que te puede tirar en cualquier curva. De hecho el dueño me confirmó que se comentaba mucho entre propietarios lo peligroso que era este golpe de trasmisión causado por la inyección. Dueño que había desaparecido a lo lejos en la estrecha carretera nada menos que con mi FJ 1200, que en teoría era víctima propiciatoria de esta Fazer en ese ambiente.

Inestable y peligrosa en curvas, tanto en lentas donde hay que reducir como en rápidas por la mala combinación duro/brusco detrás, blando delante y gran manillar que amplifica los movimientos.

La suspensión delantera blandísima y la trasera brusca, dura y sin bieletas (fijo para ahorrar costes) que le dan aún más brusquedad y peligrosidad se conjugan con el malísimo motor para hacer de la experiencia todo menos placentera. Los frenos son muy inferiores a los de la versión anterior. De hecho, creo que las pinzas son las de la Diversion 600. Pero no los necesita porque no se puede frenar con confianza.

¿Y se vendía como una moto para novatos? Pobres, ¡qué peligro!

 

Mi Katana

11º- Suzuki Katana 1100 1.982

Ya hicimos una reseña de esta moto en nuestra revisión de las motos deportivas Suzuki de los 80-90. Es un icono estético y sigue siendo preciosa y moderna, y su cuadro, con las agujas que giran en sentidos contrarios, algo único. Pero ahí termina su modernidad.

Seguía siendo una moto de los 70 con un chasis malísimo, basculante delgadito detrás y unos frenos inexistentes. Todo es relativo, claro. Si no montara un motor de reactor y llevase un MueBleuWe de la época, lo demás no se notaría porque no andaría, pero es que este motor 1100 TSCC es una bestia irrompible que hoy día se sigue usando en carreras de dragsters, subido incluso de cilindrada y con turbo montado.

Así que, como ya escribimos en nuestra revisión, es una turbina con chasis de plastilina y ruedecillas y frenos de bicicleta. ¡Hasta se saltaba la pintura de la pipa de horquilla porque se retorcía!

Imagino que con menos potencia no habría tantos problemas, pero como el motor era increíble, todo lo demás era insuficiente para alojarlo. De hecho, parecía que quería salir corriendo dejando el resto de la moto atrás, como un cohete ACME de esos que usa el Coyote para intentar coger al Correcaminos. Tal cual iba mi Katana y tal cual era mi cara al acelerar.

Hay fabricantes que hacen maravillas con Katanas. Su estética es única, pero eso, aparte de para mirarla, sirve para poco más de serie. Encima es incómoda, con los brazos alejados y sentado a lo lejos, con la parte trasera muy baja.

Yo la vendí porque casi me mata. Se movía como una culebra hasta en línea recta. Y el que me la compró se mató a la semana. Sí, sí, tal cual. ¡Pobre chaval! Mira que le advertí que eso no era su 125 y que tuviera mucho cuidado.

Por eso soy tan despiadado en mi crítica a motos que no van bien y ponen en peligro a sus propietarios.

 

¿Habréis notado una errata verdad?  Pues no amigos, no he tenido un lapsus pasando del puesto 3º al 10º del tirón 😀

4º – 9º

Es una manera de expresar que las que continúan van mal, pero no tan espantosamente mal como las tres primeras. Realmente pensaba ponerle el número 1.000 a la siguiente, pero con esta reseña basta. Cualquiera de las que vienen después de las tres primeras son inmensamente superiores y parecerán maravillosas en comparación. Y eso que, como veremos, algunas tienen problemas y graves.

CONTINUARÁ…

Síguenos

1 comment on “¿Cuál es mejor? ¿cuál es más bonita? Dos Rankings populares PARTE 1”

Leave A Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

UA-70832224-1