Un poquito de historia para comenzar, pero sin ser pesados

Las RD realmente nacieron en 1973. Con doble amortiguador y todo, como correspondía a la época. Pero como había que proteger a los fabricantes hispanos de inmundicias, fueron unas absolutamente desconocidas para nosotros hasta 1983, donde alguna empezó a llegar con cuentagotas, ya muy diferentes a las originales, con otro chasis y suspensiones y la válvula YPVS en su motor de 59 CV, que daba un tacto excelente a medio régimen a un 2 tiempos, haciéndola conducible y no el “todo arriba” típico hasta entonces de los motores de este ciclo de explosión.

RD 350 N 83

Curiosamente la válvula estaba diseñada para disminuir emisiones. Lo que pasa es que Yamaha descubrió que “taponando” la salida a medio régimen en un 2T, éste era más conducible en toda su banda de potencia. Al igual que los monoamortiguadores, primero las introdujo en sus motos de campo y luego las llevó a la carretera.

Realmente no fue hasta el siguiente modelo, en 1985, cuando la RD 350 se hizo inmensamente popular en nuestro país. Era un poco menos potente, con 54 cv declarados, se vendía en 2 versiones, F2 (la anterior del 83-84 carenada era la F) con carenado integral y N desnuda o “naked”. Su relativamente barato coste de adquisición y sus prestaciones, que las ponían en línea con las motos “serias”, hicieron que las calles se llenaran del olor a 2T de chavales con el carnet recién sacado queriendo jugar a las carreras.

Montesa Crono

Vamos a situarnos: lo mejor que fabricaba nuestra industria nacional cuando llegó la RD era la Montesa Crono. Con una foto de este aceitoso cacharro creo que poco hay que añadir. La RD a su lado era como la nave estelar Enterprise al lado de una humeante locomotora de vapor.

Pero además es que la RD plantaba cara a motos mayores por su tremenda agilidad y sus casi 200 km/h, con las aceleraciones fulgurantes de un motor 2T que subía de vueltas como ningún motor de válvulas es capaz de hacer. Su bajo coste, su popularidad y su buen hacer como moto en todas sus facetas hicieron que hubiera copas de promoción, participase en todo tipo de carreras y además, ganase muchas de ellas, como aún hace de la mano de un equipo español en resistencia en clásicas en Europa. Subrayemos: ¡en resistencia nada menos con un 2T! Con ella se acabó aquello de la poca fiabilidad de los 2T… pero ya hablaremos de ello más abajo.

RD 350 F 83

Por fin, su historia se acaba con el modelo 1990-92, con doble faro, denominada RD 350 R y fabricada en Brasil. Lamentablemente, y aunque la potencia declarada era la misma, esto no era así, con restrictores en las salidas de la culata a los colectores, carburación y escapes más cerrados, posiblemente distinto CDI y materiales y terminación un poco peores que las japos, sobre todo las del 83-84, las mejores y más potentes.

Era el canto del cisne de todas formas del motor de 2T en nuestro país, lamentablemente alejado de las maravillas que en esos momentos se fabricaban aún en Japón, que aquí casi ni llegamos a catar, TZR 250, NSR 250, KR 250, RGV 250…. y que prácticamente puso punto final a la historia comercial de este tipo de motores en motos grandes, restringido por los burócratas del nuevo Despotismo Ilustrado que nos gobierna en la anti-democrática UE, pantalla del IV Reich alemán.

RD 350 N 1985

 

 CONTACTO

La moto es pequeña, estrecha, extremadamente ligera… algunas 125 de los 90 parecen más moto por tamaño. Seamos francos: ya en los 80 el tacto al montarse era “de alambre”. Pero es que hay que recordar su extrema ligereza. No es un punto negativo de la moto, es una sensación propia de un piloto de calle que de un motor enorme y pesadote de 4T pasa a una moto de competición de 2T. Ni más ni menos.

RD 350 F2 1985

Para que os hagáis una idea de lo que estoy hablando: pasad de una SR250 a una RD. La SR se siente más moto. ¿Lo es?. No. Es la costumbre de sentir ese peso de una moto de 4T la que nos hace pensar y sentirlo así en un primer contacto.

El arranque es a patada. Pero perfectamente colocada y extremadamente suave en su desmultiplicación, puede hacerse con un poco de práctica hasta con la mano de lo fácil y buena que es. Un motor de arranque añadiría complicación y peso, así que un 10 a Yamaha por no colocar uno


Los relojes, básicos, y para nada necesario nada más: gran cuentavueltas en el centro, testigos, chivato de aceite y reloj de temperatura. ¡Ah!, y velocímetro. Pero es que no da mucho tiempo a mirarlo, jajaj. Cogiendo motos tan básicas como ésta vuelve uno a incidir en la idea de para qué son necesarios esos cuadros con Wi-Fi, numeritos ilegibles y montones de menús para navegar en ellos…será en parado, claro, para darse el “pisto”, porque en marcha te matas.

Además, mientras el tipo para, navega por los menús, ajusta los parámetros, pone todo a cero y listo para ese tramo de carretera…. con esta RD 350 o casi con la SR250 ya has llegado a tu destino y te puedes dedicar con el Whastupp a decir a los amigos lo inútil del tipo con su plasticucho lleno de botoncitos… aunque fijo que dentro de poco integran Whatsupp en una de esas pantallitas absurdas. La ventaja es que las motos serán más seguras porque los tipos estarán parados chateando… (modo irónico).

A lo que vamos: estrecha, ligerita… el modelo carenado da más sensación de ir dentro de una moto. La Naked la verdad es que la sientes un poco “alambre”. Pero es sensación, porque ambas van más o menos igual. Lo que pasa es que por sensaciones pues claro, una naked siempre es más: parece que vas más deprisa, aceleras más, que la velocidad máxima es superior… simplemente por la inexistencia de algo que desvíe el aire.

RD 350 R

Así que salimos a carretera con la F2, con su carenado integral, que además es más apropiado para andar con ella, más descansado, cubre y filtra y ajusta tus prestaciones a la realidad. Vamos, que a 80 no sientes que vas a 200, como sería la naked. Además la aploma de delante.

CARRETERA

La postura es Yamaha. Lo digo porque la verdad es que te sientas en una y estás “en casa” (siempre que no sea una FZR, claro, culo bajo y atrás y brazos extendidos). La ergonomía me sienta como un calcetín, con todo en su sitio, manillares perfectos, ni bajos ni altos, un poquito inclinado hacia delante el tronco y rodillas nada forzadas. Descansada y lista para hacer cientos de kilómetros sin esfuerzo.

En ciudad es una maravilla: suave, no tienes que salir de los semáforos quemando embrague, la moto acelera de abajo… hombre, todo es relativo, no es una V-Max casi automática. Pero callejea baja de vueltas bien, no es exigente para acelerar, culebrea muy bien por su bajo peso y se mueve muy ágil en el tráfico.

Esperando tanda en el Jarama

Sólo encontré problemas en ciudad porque al arrancarla y estar fría echa humo como una buena 2T. Un día una señora muy puesta ella me espetó: “a ver si se la enchufas a tu madre en el pulmón”. EEEEKKK!!.

Mejor arrancarla cuando no hay gente cerca y te evitas miradas asesinas.

Aunque por otro lado estaría guay arrancarla en medio de uno de esos protocolos anti-contaminación de moda en las ciudades para multar, delante de la Policía Municipal.

¿Que soy incívico?. Sí. Pero es una RD 350, ¿no?, y va de eso. O iba en los tiempos (mejores) de la incorrección política.

Se nota que hablamos de una RD: me he contagiado y estoy anti-sistema total jajajaja

Saliendo de la ciudad la moto sigue siendo suave y dulce a baja velocidad, no tienes que bajar 3 marchas simplemente para acelerar, ni recurrir a la 5ª constantemente en autovía o circunvalación, porque a medio régimen responde muy bien incluso desde la 6ª marcha.

Iba a dejarlo para el final, pero algunos de vosotros, lectores, estaréis ya pensando que estoy “flipao” hablando del motor suave y con bajos (relativos) de la RD, porque lo mismo eso no cuadra con la imagen que tenéis de esta moto.

Todo lo contrario: su fama es de puntiaguda, necesitada de llevarla patinando el embrague, que no anda si no la llevas por encima de 7.000 rpm. a lo loco todo el rato… ¡PPPPPPPIIIIIIIIIIII!, ¡MAAAAAAL!. Todo esto es correcto, sí… pero si están cascadas las válvulas de escape. Atoradas, sucias, mal colocadas, desgastadas, con los cables rotos del servo… me da igual cualquier combinación de éstas. Yamaha ideó su YVPS precisamente para que los motores de 2T fueran conducibles. Y en la RD hizo un gran trabajo. Lo que pasa es que la gente no las mantenía, usaba aceite malo y no comprobaba que funcionase el mecanismo de limpieza automático al dar la llave.

En carreras de resistencia

Sí, sí, hay un mecanismo de limpieza. Y lo oyes  A poner el contacto, el servomotor hará todo el recorrido de las válvulas en ambos sentidos, cerrará y abrirá del todo. Hace un ñiiic-ñiiiic típico que suena cuando ponemos el contacto en nuestra RD. Si no suena, empezamos mal, porque eso es que no funciona el servomotor o no se completa su recorrido por mala regulación o porque todo está tan lleno de carbonilla o desgastado que no es capaz de limpiar nada.

Como pasa muchas veces, y la RD 350 es en esto en especial una víctima, la gente dice que es un cacharro, peligroso, inconducible etc etc porque no la mantiene en condiciones.

Sigamos rodando: llegan las curvas

El problema que más se nota hoy día son las medidas de las llantas y por tanto, los neumáticos que montan. Nunca he sido un “engorda-ruedas”, porque normalmente te cargas el balance de agilidad/prestaciones/geometrías con el que está diseñado la moto por sus ingenieros (que entiendo que saben  1 M. de veces más que yo), pero en esta moto si en algo acusa el paso del tiempo es en llantas: no porque no haya excelentes neumáticos que se fabriquen para ella, sino porque al ser tan finas se notan los baches y rayas longitudinales bastante. Y además incluso con ruedas nuevas. Es una pasada en nuestras carreteras cómo las rayas blancas son una colina en sí mismas, con elevación respecto al resto del asfalto. Con estas ruedinas, esto es desagradable.

En Japón tenían chasis de aluminio

Pero salgamos a nuestra carretera de curvas favoritas, bajemos 2 marchas y hagamos aullar al motor de la RD350 hasta 9.500 rpm.  (no hay nada de nada más allá). La moto acelera genial, te intoxicas siguiendo el rapidísimo cuenta rpm. como sólo una 2 T sabe hacer y la sensación de aceleración fulgurante es genial. Frenar, bajar 2 marchas sin problemas de rebotes o bloqueos, entrar con el pensamiento casi en la curva y acelerar de nuevo. ¡YEAHHHHHHH!

Para eso es esta moto. No es una moto de uso diario, aunque se puede usar. No es una moto para viajar, aunque es cómoda y fiable y se puede hacer sin problemas. Es diversión pura y dura.

Ahora, vamos a colocarla en su sitio: por supuesto, un bicho moderno de 200 cv. en recta (porque a menos que la moto esté tiesa como una vela el control de tracción no te los da) te hará como el correcaminos al coyote: ¡MIC MIC! PFIUUUUUUUUUU!. Y desaparecerá. Pero esta RD 350 acelera como un Ferrari F40. Que no está mal. Así que suficiente y de sobra para cualquier carretera.

Ruedecilla de bici, la verdad

Además volvemos a las sensaciones. Es tan ligera que parece que vas rapidísimo. Y lo vas, porque yo salía con ella en su día con Exups, CBR 1000, GSXR 750, CBR 600… e ibas con ellas siempre que la carretera no fuese muy recta. Y ese sonido… ¡genial!

Las suspensiones son crudas. Amortiguador básico Yamaha detrás y horquilla básica delante de pistón de pasos aceite. ¡UN PELIGRO, HORRIBLEEEE!… pues no. Casquillos en la horquilla, o mejor, muelles más duros, aceite más denso en medida original, aire a cero (ya compensa la compresión el aceite más denso) y la horquilla no se hunde.

Pero claro, si no nos gastamos dinero en ruedas, la válvula de escape es ineficaz porque echamos aceite de colza en la mezcla y entonces la moto se ahoga por debajo de 7.000 rpm., la cadena está hecha un churro y llevamos la horquilla con el aceite original, pues sí. Se mueve, se agita y es inconducible… ¡como cualquiera en ese estado!

Los frenos no son malos… ya oigo que me tiráis piedras… pues sí, no son malos. La bomba universal Yamaha que monta es una basura en una FZR, FJ, TDM, TRX, etc etc pero la RD 350 no pesa. Pero claro, parte de la frenada es una horquilla que se sujete. Y una rueda que no sea HingSunKia y que no esté lisa. Pero quien la lleve así, llevará los latiguillos originales y las pinzas medio gripadas, así que mejor que no frene, porque si frenase se iría al suelo.

Cigüeñal especial para la RD 350

Con la horquilla y la rueda bien, pastillas orgánicas y latiguillos, frena suficiente. Y con una bomba de 16” en vez de la 14” original frena bien. Bien, sí, muy bien. Para levantar la rueda de atrás sin problemas.

Así que es una moto muy divertida para curvas. Pero eso, con unas llantas y un peso que no son para muchas alegrías, porque realmente el peso da aplomo. Los “pesos pluma” están muy bien para circuito, donde unos gramos son fundamentales. Pero en carretera abierta el peso trabaja a favor de la moto: absorbe baches, da comodidad, protege… si no hay peso, los baches repercuten por toda la moto, ésta debe ir rígida para soportar la potencia del motor y entonces va dura e incómoda. Y en la RD, y volvemos a esas llantitas, la falta de peso da alegría y diversión pero sensación de inseguridad y falta de estabilidad, aunque en buen estado a casi 200 km/h es perfectamente estable, así que es eso, sensación y falta de costumbre a su ligereza.

Pero cruzando un línea blanca o un bache o escalón trasversal se nos moverá. Y esto no mola nada.

Pongámosla en su día incluso: una 500/600 de la época ya era más aplomada por peso y con iguales prestaciones. Y además no gastaban caro aceite de 2T. Eso sí, no eran tan sencillas de motor ni tenían ese sonido y olor tan especiales que las convierten en algo único y especial.

PROBLEMAS

Los problemas de esta moto, como ya hemos adelantado, vienen básicamente por la falta de mantenimiento. Que no es exigente ni caro, es que directamente no se hacía. Los motores son robustos, aguantan lo indecible, y sólo tendrán problemas realmente caros cuando haga falta revisar cigüeñal, a los 70.000 km. más o menos.

Cuestiones como frenos, suspensiones o trasmisión son como las de cualquier otra moto, sin nada especial que mencionar. Y cambiar segmentos… pues pueden durar perfectamente 50.000 km. y es más fácil que hacer un reglaje de válvulas por pastillas a cualquier moto antigua o moderna refrigerada por agua.

La válvula mágica

Hoy día en Reino Unido hay toda una industria que diseña cilindros, segmentos, pistones,cigüeñales especiales, CDI reprogramables con captadores, bombas de engrase, escapes…  con materiales mucho mejores que los de serie, y que hacen a los 2T infinitamente confiables y más efectivas y las sitúan en el S. XXI. Puesto a rehacer el motor de una RD 350 no lo dudaría y me abastecería de lo necesario allí. Merece la pena la inversión.

Y por supuesto fabrican válvulas de escape YVPS que ya no sufren desgaste, que son más precisas y que hacen que la moto vaya infinitamente mejor.

Sí que es necesario poner un amortiguador bueno. Lo es en cualquier moto de más de 20 años, o al menos revalvularlo, así que en ésta, con uno malo de serie, aún más recomendable. Y francamente, le adaptaría otras llantas de un poco más de medida, porque las que lleva son insuficientes y la moto gana lo indecible hasta trasformarla en otra moto.

Aunque éste no es un blog de mecánica, sí que iba a comentar el reglado del YVPS por su importancia. Pero he encontrado la explicación perfecta, además redirigida a diferentes enlaces con toda la información necesaria, así que me lo ahorro y os remito a este excelente blog personal b52fer.com

En particular, el ajuste del YVPS: b52fer.com

CONCLUSIÓN

¿Me la compraría?. No. Es un latazo lo del aceite de 2T, aunque lleve su depósito separado y su testigo, y lo era cuando tenía una. Y como ya he mencionado, una XJ600 de la época era mucha mejor moto, más práctica en el día a día, más rápida y hoy día más accesible y barata, perfecta para rodar con ella. Una CBF de hoy es más estable, segura y eficaz que una RD… y eso que es la moto más sosa del planeta.

Y esas ruedinas…

Pero es un capricho. Y eso no tiene precio. Y entiendo perfectamente a los que les acoplan mejores llantas y parte ciclo de paso y tienen algo único y diferente a los demás, que la moto es símbolo de individualidad y libertad. ¡Larga vida a los 2T!

Síguenos

11 comments on “YAMAHA RD 350: ¡SALVAJE!”

  1. Roberto Responder

    Gracias por el reportaje, por el sur la llamaban la viuda negra o la matapijos, el motor terminó en un quad usado a menudo en competición, el banshee.
    A mediados de los noventa las encontrabas muy baratas de segunda mano recuerdo una por 60000 pesetas con menos de 20000 kilómetros.
    Siempre le eché el ojo pero nunca la pata….
    Saludos ¡¡

    • TeamMarmota Responder

      Gracias por tu comentario
      Claro, se la compraban pijos, de mecánica ni flowers y de mantenimiento menos. Pero hazlo con cualquier moto y tendrás un bicho igual de peligroso.
      La verdad, se me ocurren otras más peligrosas por mala ingeniería/diseño o todo junto, y daba igual el mantenimiento
      Saludos

  2. Roberto Responder

    Lo peligroso era el uso que se les daba en aquellos años sin controles de alcoholemia, sin casco, y en muchos casos sin carnet ni seguro…. del bar a la disco y de la disco al circuito urbano de vuelta a casa. 60 rabiosos caballos de semáforo a semáforo, caballitos y picadas de embrague por doquier y si vienen los locales maricon el ultimo.
    Que tiempos ¡¡ Creo que primero nos machacaron a nosotros y luego nuestras motos ¡¡ Así que lo mejor de lo mejor es un scooter con calefacción en el mojino y WiFi.
    Como decía alguno: no nos pillareis vivos hijos de puta ¡¡
    Gasssss ¡

  3. Migue Responder

    Excelente artículo, como de costumbre.
    Tuve una un tiempo, después de una SR250… Menudo cambio! Peso similar y triple potencia!
    Guardo muy buen recuerdo de ella. A pesar de lo que decían, el consumo a ritmo normal no era nada elevado, aceite aparte, claro.
    Coincido plenamente contigo, lo mejor era el estupendo motor y lo peor las rueditas… las de la SR eran más gordas! Aún así la estabilidad no era mala. Eso si, una vez hice un viaje con un amigo fuertote atrás y a cada momento a una rueda!
    Saludos.

  4. PompiRacing Responder

    Fantàstico, que gran lectura. Es leyenda viva del motociclismo. Esta RD hizo las delicias de aficionados de calle y de los más quemados en las Copas. Y nunca morirán, desde superpreparaciones hasta campeonatos de clásicas las siguen acogiendo con éxito en nuestros días. Nosotros corrimos la Copa RD de Deccla allà por el 2005-06, con Germán, el de la foto cañero de arriba y el gran Fernando, imbatible con su RD ” DE SERIE”.

  5. Luis Responder

    Soy el propietario de 5 Yamaha RD350 en la actualidad y estoy muy de acuerdo con el artículo

  6. seipo Responder

    discrepo muchisimo de que la YPVS se fabricara pensada para disminuir la contaminacion,cuando precisamente la creó en conjunto Yamaha Racing y Kenny Roberts Sr EN COMPETICION.Que luego se le sacara doble uso en el tema comercial pues ya ahi no me meto,pero el diseño inicial no miró ni por un momento por el medioambiente

  7. B52fer Responder

    Gracias por Comentarme. Soy B52fer. La pagina esta algo desfasada e incompleta. Tengo multitud de cosas por añadir. Tiempo.
    Un abrazo.

    • TeamMarmota Responder

      Te pasa como a todos, que como lo hacemos por amor al arte a veces es que no damos más de sí, jajaj
      Saludos y felicidades por la web

Leave A Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.

UA-70832224-1