gsx1400engine

El corazón de la bestia

Soy un enamorado de los motores Suzuki SACS gordos: sencillos, refrigerados por aire, fiables e indestructibles, con una potencia tremenda y desorbitada pero sobre todo con un empuje brutal a cualquier apertura mínima de gas en cualquier parte del cuenta revoluciones. Y con un cambio perfecto, click, click, arriba y abajo, que ya podrían imitar el resto de los constructores. Hoy mismo he escuchado a un par de CBR1000RR haciendo un terrorífico CRAAACK al engranar primera que parece que te va a saltar un engranaje al ojo. Ya podrían copiar a Suzuki, ya.

Pero igual de amante que soy de esa potencia brutal de los motores SACS 1100 y 1200 bestias desde los más mínimos regímenes de giro que les dan una facilidad de utilización tremenda, nunca he tenido una porque no me gusta nada de lo demás.

 

gsx1400alfRodar con una Suzuki GSXR 1100 SACS desde 1989, modelo K, era una experiencia escalofriante: si el día era perfecto, la carretera idónea, estabas inspirado, la temperatura ambiente era la adecuada, los neumáticos eran del compuesto correcto y con carcasa adecuada y las suspensiones estaban bien puestas a punto para esa carretera, con esa temperatura y para esos neumáticos etc. etc. las GSXR eran las mejores motos del mundo, y así lo demostraron arrasando en el AMA americano.

Como cualquiera de los factores anteriores, suspensiones, piloto, gomas, temperatura o simplemente no tengas tu día, el montar una GSXR 1100 se convertía en una experiencia horripilante y una pelea para meter la maldita cosa en curvas y evitar que te tirara a la cuneta y no ponértela de sombrero al dar gas. Para quien crea que exagero, un detalle: sólo no calibrar exactamente como dice Suzuki el apriete al chasis de los rodamientos esféricos del amortiguador de dirección original la volvía un monstruo inconducible. gsx1400nudeTe pasabas la vida más que montando en ella y disfrutando, pensado: “… quizá más muelle atrás… luego pruebo más compresión… a ver si le meto extensión delante… voy a cambiar el aceite de horquilla…”. ¡Horroroso!. Cada vez que parabas tocabas algo: que si 2 vueltas aquí, 1 allá, otra por otro lado…

Así que cuando Giordano me ofreció probar su GSX 1400 no estaba especialmente ilusionado: mi primer pensamiento sobre su amada Suzuki es que es un hipopótamo gigante capado: chasis desfasado, doble amortiguador (¡los monoamortiguadores con bieletas se inventaron por algo!), y motor SACS limitado y sin potencia. O sea, lo único bueno que para mi podía tener la moto, emasculado.

 

¡Vaya panorama!

Hereford

¿Ésto es un terrific bull?. JAJAJA

Algo así como cuando yo era jovencito y en el Reino Unido nos llevaron de excursión a ver a un ¡BULL!. Iba a ser terrible el bull ese enorme, nos decían. Y cuando abrieron el establo y salió ese toro gordo criado para dar carne con los cuernos medio cortados, una argolla en el hocico y que hacía MUUUU con tono gay total, nos partimos de risa, acostumbrados como estábamos a los miuras españoles.

Encima la carretera de la prueba es muy cerrada, con mal asfalto en muchos tramos en su primera parte. Con lo cual los dos amortiguadores y la postura erguida prometían muy poco para la salud de mis vértebras lumbares.

“Ten cuidado al dar gas porque el par es brutal. Sale en cualquier marcha y a cualquier velocidad” – me espeta Giordano antes de salir.

 

gsx1400alfside¡Pues que ilusión!:, o sea, el motor SACS no había perdido su brutalidad en bajos, pero encima metido dentro de un chasis de 1970. ¡Qué horror! Mentalmente me ajusté a ir de paseíllo, no acelerar por si acaso y devolverle la moto cuanto antes, porque la segunda parte de la prueba es una bajada que en 40 kms. desciendes 1.000 m. por una carretera bastante rápida pero con garrotes y ángulos de frenar fuerte con vistas al barranco y al mar que están 2 kms. abajo. ¡PUFFFF!.

Luego, al acabar, todo sería sonreír, decir “tu moto no va mal”, confesarme en la prueba escrita y esconderme de su odio cuando me volviera a ver si la lee. Además, Giordano debe estar emparentado con el gigante que bajó por la planta de las habichuelas mágicas: me saca una cabeza. Y flaco no es, no. Así que no es saludable hacer enfadar a tipos como él.

¡Pero qué malos son los prejuicios!. ¡Qué equivocado estaba en mi juicio previo de la gran Suzuki GSX 1400!

gsx1400tiny

La única manera de que esta moto parezca pequeña es verla a lo lejos, jaja

La moto es enorme y levantándola de la pata de cabra se nota pesada. Contacto, girar de agujas en el moderno pero de clásico aspecto cuadro, start cogiendo embrague (típico Suzuki) y después de unos segundos s 2.000 rpm. con el choke automático, ronronea a 1.000 rpm. perfecta.

Click. Primera. ¡Qué gusto!. El cambio suave y silencioso sigue siendo Suzuki por antonomasia. En marcha, brazos abiertos, pecho lobo al aire y andando.

Para una vez que cojo una moto de alguien que sabe ponerla a punto de suspensiones tengo la mala suerte de que pesa 35 kgs. más que yo. Así que este pensamiento se sumaba a las malas expectativas que ya tenía sobre lo mal que se iban a llevar las suspensiones con mi espalda.

Pues no. La moto va muy suave en los primeros kms. tranquilo, rodando con más miedo que vergüenza por todas las tonterías preconcebidas que anidaban en mi cerebro. La inyección es suave, sin coceos ni patadas, sin holguras de trasmisión. ¡Perfecta!. Muy Suzuki, indudablemente la marca mejor en este aspecto. Realmente igual que un SACS carburado perfectamente a punto: dulzura y suavidad extremas a baja velocidad.

gsx1400clocks

Estupendo cuadro de relojes que tiene de todo y además hasta se ve, algo casi único en motos modernas

Y la suspensión empieza a romperme los esquemas: estando regulada encima demasiado dura para mi peso, a pesar de ello absorbe baches e irregularidades sin un problema. Comodísima. Acompañada de un asiento ni duro ni blando. Ideal para hacer muchos kms. sin cansancio.

Empiezo a subir el ritmo y a tantear las primeras curvas. Y la cosa no funciona. Los frenos delanteros, aunque potentes, tienen un poco de tacto de madera, pero lo malo es que frenar fuerte no es conveniente. No por problemas en la horquilla, que va suave, absorbe baches y se comporta bien en frenada, sino por el exceso de dureza en la suspensión trasera porque no está regulada para mi peso. El trasvase de peso hacia la parte delantera al frenar hace que no entres en las curvas. Pero recalco que no es problema de la moto, sino de un reglaje trasero inadecuado.

Así que adapto mi técnica a la moto, cargo peso atrás y me dedico a tirar de freno trasero fuerte hasta el interior de las curvas, apoyando sólo un poco en el delantero, y luego ir dando gas progresivamente desde abajo para salir fuerte de la curva.

Y el ritmo empieza a aumentar. Y ya no quiero parar y devolver la moto cuanto antes porque me lo estoy pasando bien.

gsx1400aEl motor estira de 0, con empuje brutal. Desde 7.500 no estira mucho notándose un poco estrangulado, pero esto es anecdótico: no necesitas estirarlo más allá de 5.500 rpm. para nada. Y menos sin carenado ni protección de ningún tipo: hasta 140 km/h vas bien. Más arriba, necesitas tener cuello de toro. Pero el de un TORO de verdad, no el de un bull, jeje.

El cuadro se ve con eso de que es clásico. Y además lo que tiene de moderno, dos cuadritos digitales, están bien integrados y se ven bien. Combustible, reloj… y más cosas, pero el botón SELECT es minúsculo y jugar con él en marcha es darse un porrazo, así que la exploración de los gadgets debe hacerse en parado. Cosa que no hice y no sé que más tiene, imagino que algún parcialímetro… da igual. Se ve. Y sirve y funciona bien, cosa rara hoy día de pantallitas digitales multifunción de numeritos y rayitas ilegibles. Seguro que el Mario de la Game Boy sale por una de esas y ni te enteras porque no lo ves.

Y empezamos la bajada. Me engancho detrás de Bruno, amigo de Giordano, con su CB1000R de 2.013 creo, que traza bien, lleva buen ritmo, fluido y suave, y me va marcando la carretera, cosa muy útil cuando llevas una moto que no es tuya, y además conduciendo en carretera a la defensiva, que es como debe irse.

La CB 1000 R no anda al salir de las curvas. ¡Ah, no!, debe ser el MOTORACO que llevo yo debajo. No lleva control de tracción ni tonterías, pero a diferencia de sus abuelitas psicópatas SACS no quiere tirarte al barranco en cuanto te pasas con el gas. Puedes acelerar con confianza y fuerte sin problemas, sin reacciones de trasmisión ni golpes … sólo potencia y empuje brutales.

gsx1400frontY la rueda delantera está en su sitio, sin hacer tonterías. El basculante más largo y el centro de gravedad más bajo que una GSXR 1100 juegan su papel dando una confianza al dar gas con la moto tumbada que una de éstas no podrían ni soñar. Otra cosa que da aplomo es el peso, jugando en esta moto a su favor tanto en ausencia total de vibraciones como en estabilidad general y confianza a moto tumbada. La conducción, condicionada por la precarga trasera que me impide aprovechar el freno delantero en la escalofriante y rápida bajada, se convierte en una sucesión de frenadas con el freno trasero apoyándose hasta el ápice de la curva en él y timoneando dando gas en cuanto se ve la salida, sin reducir para no sobrecargar el freno trasero, porque la potencia disponible permite salir en tercera e incluso cuarta de curvas muy cerradas.

Dice mucho que una moto de este peso se pueda bajar por un puerto a ritmo rápido sin casi tocar el freno delantero. No nos engañemos, no es una moto deportiva. Pero el ancho manillar con el gran brazo de palanca, las estupendas suspensiones y el maravilloso motor hacen muy fácil el ir muy deprisa con mucho menos esfuerzo del que se puede suponer. Además en terrenos un poco bacheados iremos cómodos y rápidos. ¡Es como un camión RR!.13084313_989807427763369_381536853_n

Y llegamos al final de la bajada. Una gran sonrisa adorna mi cara. ¡Qué moto!. ¡Fabulosa!. Ahora entiendo por qué en Francia y en Alemania es casi mítica.

Sí voy a subrayar que el hecho de no tener carenado la limita en viajes, que se pueden hacer a un ritmo muy fuerte que permitirían su motor y su postura, pero que el cansancio del viento hará menos placentero y poco menos que imposible. Y el acelerador es duro. Tanto su propietario como Bruno, su compañero de salidas moteras, están de acuerdo conmigo en este aspecto. Giordano comentó que engrasó los cables, pero sin mucho resultado. No debería ser difícil buscar un acelerador de alguna SACS con un poco más de diámetro.

 

13081894_989807451096700_26652470_nCuando apareció Giordano con mi CBX se limitó a murmurar algo bastante ininteligible sobre mi moto. Yo tenía claro que no le iba a gustar, para empezar porque no cabe en ella, jaja, pero es que mi problema con las suspensiones él lo iba a tener al revés: blanducha para su peso. Y encima blanducha y con poco freno delante si no te apoyas con el de detrás. No estaba emocionado, no.

¿Me compraría esta moto? No. Pero no lo haría por falta de carenado nada más. Es una moto que hace muchas cosas muy bien y pocas o ninguna mal.

Me comentó Giordano que la iba a vender pero el posible comprador al final se pilló una XJR 1300. He de decir que, a pesar de lo que me gusta el motor Yamaha, el motor SACS es mucho más potente. Pero sobre todo es que en parte ciclo no hay color: la Yamaha no permite el ritmo de la GSX ni por chasis ni por suspensiones, con el peso más alto y peor equilibrio general. La XJR es una moto de paseo. La GSX es mucho más.SebsKat1400cSebsKat1400bSebsKat1400a

Si me comprase una GSX 1400 lo haría para instalar un kit que muy fácilmente la convierten en una Katana moderna.

Y, como se ve en las fotos, eso sí que es una moto especial y espectacular.

Gracias Giordano por prestarme la moto. Y lección aprendida: nunca prejuzgues nada sin probarlo.

GSX1400 copia

Síguenos

1 comment on “Suzuki GSX 1400: larga vida al SACS”

  1. TeamMarmota Responder

    POTENCIACIÓN: me preguntan cómo se puede potenciar este motor, que da 106 CV, en comentarios en otro artículo, y respondo aquí que se refiere a esta moto.
    Lo más sencillo es recalibrar el CDI: 120 CV están al alcance de la mano sólo con ésto. Hay empresas especializadas que lo hacen y te mapean el CDI original. https://ecuwest.com.au/ p.ej.
    Con un Power Commander se obtienen buenos resultados también
    A partir de aquí: es un motor SACS. O sea, le meten hasta turbo porque son irrompibles. En el catálogo de Yoshimura hay bastantes cosas. Depende de lo que quieras y de la profundidad de tu bolsillo
    No voy a insultar la inteligencia y la madurez de quien lee estas pruebas hablando de que está prohibido, ITVs y demás gilipolleces del “Estado-papá”, ¡que ya somos mayorcitos, señores!
    Saludos y espero sea útil

Leave A Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

UA-70832224-1