• Imagen del carrusel

Yamaha Nmax 125 Por un puñado de dólares

 

Soy defensor de elaborar un mínimo relato en las pruebas de producto para amenizar más el contenido al lector. Tampoco es cuestión de inventar un cuento pero reconozco que lo tengo fácil ya que escribo de vehículos que han estado o están en mi poder por lo que dicho relato viene dado. Solo tengo que, dentro de esa historia real, dar mi punto de vista de cómo va el producto en sí. Voy elaborando una especie de borrador que voy modificando mientras se prueba el producto ya que dispongo de tiempo. Otro cantar es que guste más o menos. No soy yo el que se debe pronunciar en ese sentido. La manera por la cual esta Yamaha Nmax 125 ha llegado a mis manos es sencilla, viene a sustituir a un vehículo de cuatro ruedas. Y a su vez, un vehículo de cuatro ruedas viene a sustituir a uno de dos, me explico:

Después de la reciente adquisición de un coche descapotable del que hemos dado cuenta en estas páginas, me he visto en la tesitura, dado el carácter ocioso de dicho coche, de etiquetarlo como vehículo de tiempo libre. Pasa a sustituir en las salidas de fin de semana a la moto de gran cilindrada. Al menos temporalmente. El tipo de automóvil y sobre todo lo delicado de su mecánica se presta a ello. Había que buscar un sustituto para desplazamientos de diario y nada mejor que un scooter de baja cilindrada y tamaño contenido para tal menester. Aquí entonces es dónde entra esta Yamaha Nmax 125 cumpliendo como buena ciudadana.

Siempre he sido de los que piensa que un scooter no es una moto. Una  Yamaha Tmax no es una moto por muy quinientos que sea. Es otra cosa y no se puede comparar. Tengo constancia de tanderos en circuito con las Yamaha Tmax y las Honda Silverwing pero repito, sea de la cilindrada que sea no es lo mismo. Transferencia de pesos, tipo de conducción, etc. El scooter tiene sus innegables ventajas pero compararlo con una moto es un debate estéril por lo que no entraremos ahí. Casi, como menciono arriba, veo más lógico que sustituya a un automóvil siempre y cuando se destine a desplazamientos cercanos.

 

Recordando de dónde venimos

Lo que sí es seguro es que son los reyes de la ciudad. Lo son, probablemente lo seguirán siendo y lo han sido. Y acabo con el pasado porque, como he dicho en otros artículos, la prensa del motor de esta patria se empecinó en su día en “vendernos” las 600cc como ciudadanas cuando sabían que no lo eran. Y lo que es peor, cuando se sabían alternativas válidas. Más o menos a partir del año 2000 se disponían, por poner un ejemplo, de aquellos Piaggio Skipper 125 y 150cc, Hexagon 125 y 180cc por no hablar de los Runner tambíen en varias cilindradas que iban desde los 50 hasta los 180cc. Motores de dos tiempos que cubren con holgura desplazamientos tanto urbanos como por rondas y carreteras nacionales periféricas. La cosa ha avanzado y ahora tenemos motores de cuatro tiempos también en parte por las restrictivas normas ambientales euro. Hay más oferta de las fábricas y el hecho de que los modelos de 125cc se puedan conducir con carnet de coche aumenta el grueso de clientes potenciales. Ahora decidme en todo este ecosistema que pinta una Fazer 600, Bandit 650, etc. Absolutamente nada.

 

Estética muy en el estilo de los grandes scooter de Yamaha

Estética muy en el estilo de los grandes scooter de Yamaha

Un golpe de gas al scooter y el de la Fazer va engranando marchas una detrás de otra mientras ya estás parado en el siguiente semáforo. Pero de todo hay en la viña del señor. Un “elemento” a lomos de una Africa Twin, que no sabría como definir a partes iguales entre infeliz y ridículo, se picaba con esta humilde Nmax 125cc. Ni que decir tiene que hasta incluso con el scooter en rodaje ese monstruo con tacos no tiene nada que hacer. De semáforo en semáforo y tiro por que me toca… Pero ya digo, no se pueden comparar, cada cosa para lo que es.

Por tanto, me voy a referir a esta Yamaha Nmax 125 como Scooter porque no es una moto. Y no precisamente por no llevar marchas y ser automática. Eso es lo de menos. Una Aprilia Maná es automática y en cambio si es una moto. Bien aclarado este punto, al menos según mi criterio, os muestro este scooter de Yamaha con algún extra añadido posteriormente como un baúl con respaldo y una cúpula alta para derivar el viento que le hace parecer una suerte de scooter GT.

El tamaño es contenido y favorece su manejo. Ya que lo he mencionado, viene a ser más o menos como una Runner de las de toda la vida con la excepción de que aquí se calzan llantas de 13” y la Piaggio mezclaba 14” y 13” detrás. Quiero decir que no pertenece al siguiente segmento en corpulencia que, siguiendo en Yamaha, vendría a ser una Xmax, la cual monta llantas de 15” y 14”. Una Xmax ya se podría denominar, como las llaman ahora, maxi scooter. Sobre todo si atendemos a los modelos de 300cc. Pero entiendo que por tamaño son bastante más aparatosas. Esta Nmax 125cc vendría a ser la evolución crecida del scooter de 50cc de siempre. Pensad que Yamaha declara 131 kilos de peso para esta Nmax, 166 kilos para una Xmax 125 y 180 “kilazos” para una Xmax 300. De las Tmax ya ni hablamos, 220 kilos… Aparte de la diferencia en tamaño, por peso, queda muy clara la segmentación.

 

"Pequeño"el Topcase, ¿verdad chicos?

“Pequeño”el Topcase, ¿verdad chicos?

Hay que apuntar que en realidad este modelo no es 125cc si no 155cc. Se ha bajado a 125cc para favorecer el poder usarla con el carnet de coche. En mercados como Indonesia, donde se fabrica, o en Colombia, va con el cubicaje superior que seguramente se debe notar mucho en las prestaciones. En esos países consideran a estas Nmax como verdaderas motos participando en concentraciones masivas. Escribe en el buscador de Youtube “Nmax indonesia” y verás preparaciones, accesorios, encuentros, etc. Tienen una afición acojonante en Asia. Menudo nicho de mercado que hay allí… El motor es un monocilíndrico de cuatro válvulas con distribución variable que cumple la normativa Euro 5. Mira esas fotos y revisamos la estética antes de describir cómo va en marcha. Ya se ve muy en la línea de la familia Yamaha Max. De corte deportivo con túnel central, el depósito de gasolina va en el centro de ese túnel, por tanto sin plataforma plana. Personalmente no es un scooter que parezca feo y está bien acabado lo mires desde el ángulo que lo mires. Evidentemente abusa del plástico pero se ve de calidad y bien ensamblado. Otro concepto de scooter opuesto como un Honda Sh 125i de plataforma plana me parece igual de bien concebido. En este caso la estética no ha sido un factor determinante en la compra. 

 

Full equipe, o como se diga…

Elementos prácticos y modernos que se pueden observar también es la llave electrónica de proximidad que hace operativo el contacto al acercar ésta a la motocicleta. Panel totalmente digital y conexión a teléfono móvil con aplicaciones de gestión son delicatessen incluidas en el scooter. La capacidad de carga corre a cargo de dos guanteras. Una tipo hueco con una toma de 12v dónde poner cargadores de teléfono. Otra con puerta pero sin llave. Y hueco bajo el asiento de rigor dónde puede ir alojado un casco integral en sentido invertido siempre que éste se plano sin alerones ni tomas de aire exageradas.

 

Guanteras laterales y toma 12v

Guanteras laterales y toma 12v

El tan práctico como indigno Top Case, mira que son feos de cojones, con soporte de la marca Shad amplía la capacidad de carga hasta los 45 litros de los que dispone aunque hay que mencionar que es un tamaño muy grande para el scooter que nos ocupa. Normalmente no es recomendable pasar de los 39 o 40 litros por un tema aerodinámico. La diferencia de peso entre el instalado de 45 y uno de 39 es despreciable pero el de 45 al ser más ancho hará más resistencia al viento y en potencias tan ajustadas, hablamos de 12,2 CV, la cosa se nota. Sobre todo al circular en torno a los 70-80 por hora. El grande nos puede quitar 5 kilómetros de punta tranquilamente en ese rango de velocidad, ojo con esto. Se han practicado orificios nuevos para adelantar algo en la parrilla dicho Top Case, es decir, acercarlo más al centro de la moto. No mucho, apenas dos centímetros. Hay poco margen pero se nota. De serie Shad deja mucha distancia entre el final del asiento trasero y el baúl a mi entender. Con espuma y de manera provisional se aumenta el grueso del respaldo en aras de dar un plus de comodidad a mi pasajero habitual, una niña de 8 años que llega justa a las estriberas. Con este par de modificaciones sencillas hacemos que apoye la espalda en el respaldo bien erguida sin necesidad de modificar las estriberas, tarea que se presume complicada no tanto para bajarlas pero si para subirlas.

Hablando de accesorios de carga e indagando por internet, me da la impresión de que  ciertas marcas como Givi han derivado toda su producción al mercado asiático. Hay hasta soportes para maletas laterales que en las webs de indonesia se pueden adquirir, en nuestro país no. Está claro que es un mercado jugoso pero hasta el punto de no dejar un mínimo stock sabiendo el lanzamiento de la Nmax 125 2021 aquí, no me parece serio. Hasta dónde yo sé, los fabricantes anticipan a las marcas de accesorios datos y medidas para tener previstos unos mínimos cuando se ponen las novedades al mercado. De pantallas, cartapacios y cúpulas, se encuentra la de serie que es negra, una intermedia y la alta original de Yamaha que es la que llevará finalmente. Algo hay de Ermax pero del resto de las grandes marcas nada.

 

Hueco para casco, por los guantes se adivina el tamaño real

Hueco para casco, por los guantes se adivina el tamaño real

La cúpula, ya que lo mencionamos, es otro accesorio, valga la redundancia, digno de mención. Esta que Yamaha vende como repuesto original tiene el plus de extenderse por los laterales a modo de paramanos. Crea alguna turbulencia en marcha a alta velocidad que intentaré solucionar con una extensión de esas que tanto gustan a Alfredo. Con todo, la aerodinámica mejora para bien. La razón es sencilla ya que pese a su altura, su forma perfila mejor el aire que nuestro propio cuerpo. La pantalla original de este modelo es muy baja y no sobresale mucho más del cuadro de instrumentos. Deja todo el torso a merced del aire de marcha. He podido comprobar que a la misma posición del puño del gas en llano hay una variación de 5 kilómetros de punta como en el baúl trasero pero a nuestro favor. Mejor pantallas altas. Otra cosa es la discutible estética. Y entre la cúpula de serie muy baja y la alta, tengo otra intermedia vía aliexpress que denomino cúpula de verano más unos paramanos que serán bien agradecidos en invierno. Os dejo las fotos para comparar.

 

Cúpulas original, aliexpress y yamaha comenzando por la izquierda

Cúpulas original, aliexpress y yamaha comenzando por la izquierda

¡En marcha y al turrón!

Bien, vamos a poner en marcha ya el cacharro. Freno apretado y pulsación al botón. Cobra vida muy silenciosamente al carecer de motor de arranque tradicional que se sustituye por un sistema directo al cigüeñal, el cual hace poco perceptible las arrancadas si el sistema start stop que lleva se mantiene activo. Aunque es muy fino en su funcionamiento, yo siempre lo mantengo desconectado. El rodaje es tan tedioso como peligroso si se sigue a rajatabla las indicaciones del manual. Yamaha recomienda los primeros 1000 kilómetros no sobrepasar un tercio del total del recorrido del puño del gas y hasta los 1600 no pasar de medio puño durante periodos prolongados. Eso con el consabido cambio de aceite a los 1000 kilómetros. Se podría proceder así si se hiciese ciudad solamente. A la que se coje una ronda o vía más rápida es imposible. Por tanto he reducido el rodaje a 1000 kilómetros en total de los cuales los primeros 250 de manual, hasta los 500 algunas estiradas y de 500 a 1000 libre.

Cúpula aliexpress, menos calidad que las originales

El scooter parece funcionar con normalidad pero hay que tener en cuenta que estos motores van demasiado apretados sobre todo para cumplir las normas euro. Las tolerancias entre piezas en estos casos se van reduciendo a medida que aumentan las restricciones de contaminación. Conviene estar muy atento al escaso aceite del cárter, apenas un litro en este tipo de motores, y controlar frecuentemente el nivel. Es normal que consuman aceite. Si bien en cualquier motor es habitual arrancar e ir haciendo el calentamiento en marcha suavemente, en estos casos es hasta recomendable dejar el motor al ralentí mientras nos vamos poniendo casco y guantes. Si uno se para a mirar usuarios de scooter diría que el 99% arrancan y gas a fondo…

Habrá que ver como envejecen estos modernos motores de cuatro tiempos tan apretados. Tengo constancia de un usuario de Youtube que reporta más de 80.000 kilómetros en una Nmax de la anterior generación euro 4 pero no ofrece más datos al respecto. Ni cuál ha sido su uso, mantenimiento, posibles problemas, piezas a sustituir,etc. Hubiese sido un interesante documento.

 

El mantenimiento tampoco es excesivo pero en el concesionario oficial me confirman que no se hace todo lo que Yamaha específica ya que la factura sería estratosférica. En la revisión de los 1000 no han cambiado el aceite de transmisión cuando Yamaha si lo especifica. Suponemos que una hora de mano de obra es lo que en la factura marcan como “revisión” por 46 euros. El aceite a 17 euros. Entre conceptos varios e IVA, 86 euros en total. Excesivo teniendo en cuenta que el cambio de aceite en este modelo se efectúa en escasamente un cuarto de hora. Eso sí, han conectado el consabido “ordenador de diagnosis” y pasan un test del que te dan una hoja de resultados… Un precio muy elevado si tenemos en cuenta que la media de esta revisión estaría sobre los 50 euros. Solo hay que buscar grupos de Telegram o de Facebook de usuarios en los que cotejar dicho dato. El colmo ha sido cambiar de nuevo el aceite a los 1600 kilómetros y observar bastantes limaduras de fundición y un sospechoso color demasiado negro para solo 600 kilómetros…A las fotos os remito. O no han cambiado el aceite o no han limpiado el filtro de malla en la primera revisión, como Yamaha marca en su programa de mantenimiento. Al final he tenido que hacer la revisión poniendo aceite en el motor, en el piñonaje trasero y limpiando el filtro de malla. Creo que a este respecto tendré que ponerme en contacto con Yamaha España para ver que tienen que decir al respecto de su concesión en Girona, Motos Trafach. Una vez más se ve la indefensión de los usuarios frente a las marcas y sus talleres oficiales. En teoría por haber intervenido a título personal en el scooter podrían invalidar la garantía pero es de verguenza lo que me he encontrado y haber pagado 86 euros por casi nada. ¿Tendría que gastarme una fortuna en una peritación y un análisis del aceite para poder demostrar lo que digo? Aquí en Girona, este es “el nivel”…  Cada 6.000 pide holgura de válvulas según manual… Está todo dicho… Mirad el artículo de Alfredo titulado: Mantenimiento de una japo, reflexiones, y veréis la razón. Por lo demás aceite cada 6.000, aunque hay que ir revisando el nivel si se hace carretera. Filtro de aire cada 18.000 y lo mismo para la correa de variador.

 

Limaduras y aceite mas negro que los huevos de un grillo..., bienvenidos al conce "oficial"

Limaduras y aceite mas negro que los huevos de un grillo…, bienvenidos al conce “oficial”

Poco más de 12CV dan para bastante en ciudad y la aceleración es instantánea abriendo bien el gas una vez caliente el motor. En este sentido a la derecha del cuadro digital tenemos un indicador de temperatura de agua mediante segmentos. El cuarto segmento corresponde a 84 grados pero todos sabemos que el agua sube de temperatura antes que el aceite. Una decena de kilómetros en condiciones normales se necesitan para calentar bien el aceite en cualquier motor de motocicleta. Dado el carácter urbano de este scooter creo que podemos reducir esa cantidad a 5 kilómetros. Bajo mi punto de vista y para mantener en óptimas condiciones el motor, nunca mantendría el gas a fondo durante mucho tiempo sin como mínimo haber circulado esos 5 kilómetros.

Muchos desplazamientos pueden ser menores, consciente de ello soy, pero si se puede, ser fino con el gas redundará en longevidad mecánica. Buen empuje exento de vibraciones hasta exactamente las 6000 rpm en las que entra el sistema de distribución variable. Aquí el sonido del escape se vuelve un poco ronco y llegan algunas que se dejan sentir pero nada alarmante. Y además se pueden mitigar quitando los tapones de plástico cutre embellecedores de las puntas del manillar e instalando unos contrapesos como es debido. Hay algo de retención del motor al cortar gas gracias al variador y embrague centrífugo. Se puede contar con ello si pillamos el truco y nos anticipamos al dejar de acelerar para no abusar de frenos. Estando acostumbrado a posturas de tipo deportivo, el ir sentado en un scooter se  me hace raro. Es ir sentado en una silla con dos posibilidades para los pies. Paralelos al suelo en la plataforma o inclinados y adelantados casi modo custom sin  más.  La llanta de 13” da una agilidad extra, demasiada para mi gusto. Cualquier maniobra es rápida y eléctrica pero el peaje a pagar es que se dejan notar más las irregularidades del firme. Saliendo a carretera y rondas hay que ir casi a tope si no quieres que los coches te pasen por encima. Puede mantener puntas de gas sobre los 75, 80 kilómetros por hora en llano y su tope se sitúa entre los 105, 110 kilómetros hora siendo sensible a tallas de piloto, peso dentro del  top case y elementos aerodinámicos. En esta tesitura es superior un modelo de rueda alta que filtra mejor el estado de la carretera. Acompañan unas suspensiones relativamente duras. Algo mejor filtrado de delante y realmente duro y horrible atrás con regulación de un click en la precarga del muelle trasero.

 

Propulsor apretado para cumplir la norma Euro 5 de los ecolojetas...

Propulsor apretado para cumplir la norma Euro 5 de los ecolojetas…

Hasta un niño lo entendería: Parte de ciclo si, Akrapovic no

Existen opciones para sustituir los amortiguadores por algo de más calidad en la industria de accesorios e incluso una pareja de Ohlins. Puede ser una opción. En una ruta muy revirada me vine “arriba”, como se suele decir, y no tardé en tocar caballete y escape en alguna tumbada. Aunque se apellide Max mejor ir de paseo o con cierta agilidad que ponernos en plan racing. Es más adecuado para mi gusto tomarse las cosas con calma. Aparte, muy bueno y efectivo tiene que ser lo que montemos para no notar en exceso todo lo que transmite esa llanta de 13” en un sistema de suspensión prácticamente carente de progresividad. Si insistimos en liarnos con las suspensiones hay un kit de muelles y aceite delantero que no llega a los 140 euros que soluciona la papeleta de la horquilla pero la parroquia Indonesia tiene un truco muy sencillo para mejorar de delante. Cambian el aceite por uno digno de tal nombre, el que viene es “agua gris”, solo hay que ver los videos en los que lo sustituyen. Y también invierten los muelles con la parte progresiva hacia arriba. Creo entender que para contener la extensión.  Atrás el problema también es la extensión o rebote. El equipo de serie recupera violentamente demasiado rápido al pasar por un bache en vez de copiar la carretera. Por eso digo que no valen medias tintas en el tren trasero. Si se quiere una mejora palpable se debe instalar algo que permita la regulación de la extensión y aquí solo los amortiguadores tope de gama lo tienen. He leído en pruebas redactores sorprendidos de que existan una pareja de Ohlins en opción diciendo que no saben qué pintan ahí. Pues si, ese extra tiene mucho sentido. Otro tema es que sean caros, nos vamos a 600 euros, y merezcan la pena. Hay que felicitar a Yamaha por ofrecer ese extra de manera oficial aunque muy tímidamente. Se debe buscar en concesionario y apenas hay documentación al respecto vía web, solo en su catálogo pdf “urban mobility”. Es el camino a seguir en lo tocante a accesorios, lo tengo muy claro. Debería existir un catálogo mínimo de suspensiones y frenos que se puedan montar desde fábrica. Igualmente incluso las copias de los Ohlins de aliexpress tienen bastante mejor crítica de los usuarios que los de serie que son directamente de juguete. No me he podido resistir a pedir un par de “Jolins” chinos regulables en extensión por poco más de 100 euros. Con eso y un SAE 10W para el  truqui de la horquilla, a ver… De zapatos lleva de serie Dunlop Scootsmart a los que no les pongo ni una pega. Neumáticos modernos que dudo que se vean comprometidos por este scooter. De escapes y otras borregadas ni hablamos. Irá peor y solo meterá ruido, tu mismo.

 

(Actualizamos para mostrar los ya instalados “Ohlins” chinos de los que daremos más información cuando se haga la horquilla y se prueben en carretera. Por el momento, y en ciudad, la mejoría con respecto al equipamiento de serie es muy notable.)

Ohlins chinos. Los “jOhlins”. Estas tardando, ya tu sabe…

Para frenar discos delante y detrás más abs. Frenar frena pero el tacto no me acaba de convencer. Me estoy acostumbrando a frenar con ambos en la mayoría de las ocasiones y hay que hacer buena presión en el delantero para obtener una frenada en condiciones. No hay sonido “click” cuando se empieza a apretar las manetas. Diría que el anterior modelo euro 4 si lo tiene ya que tenían una en el concesionario y lo pude comprobar. Parece una tontería pero le doy mucha importancia a ese sonido que marca el comienzo del funcionamiento real de la maneta. Y en realidad es una tontería ya que ese sonido simplemente proviene del interruptor para la luz de frenado en la mayoría de las bombas de freno. Una pena que no lo tenga pero son manías mías. Mencionar que hay control de tracción que puede ser útil en mojado. Solo lo he visto saltar en esas barras de hierro que hay en las aceras a la entrada de algunos garajes. Puede parecer excesivo para tan poco caballaje pero no está de más.

 

Aplicaciones y vida 2.0 ya es posible

Imán para teléfono móvil marca Ringke de procedencia automovilística

Imán para teléfono móvil marca Ringke de procedencia automovilística

Si antes he hablado de cifras de temperatura de agua y revoluciones, los que ya se hayan pasado por la web de Yamaha se darán cuenta de que el tablero no ofrece esa información pero una de las aplicaciones para el teléfono si. La app que disponemos en europa vincula nuestro celular al scooter. Entre variopintas tonterías como grado de inclinación, valores de aceleración y grabación de rutas, entre otros, ofrece unos testigos luminosos en el tablero cuando entra una llamada o un mensaje. Detalle práctico para mí aunque no vivo pendiente del teléfono pero cuando se tienen niños en edad escolar va bien por precaución tener constancia de que se tiene una llamada. La app monitorea el mantenimiento por kilómetros.

Nos avisa de los cambios de aceite, estado de batería y hace medias de consumo. Muy bonito, muy “de la casa” pero me sigue sobrando el 85% de lo que hace la app. Pues resulta que si cambias la región de tu gestor de aplicaciones en el teléfono, yo por ejemplo puse Medellín en Colombia, y bajas la que tienen acceso allí verás que es diferente. Aparte de lo que ofrece la europea tiene una especie de dos paneles que dan revoluciones de motor en tiempo real, temperatura de aire de admisión y temperatura de agua. Además ésta te recuerda dónde has aparcado la moto. Que alguien me explique el porqué de esas diferencias entre las versiones europeas y las de fuera. Diría que en Indonesia, donde las Nmax se cuentan por legiones, llevan la misma aplicación que nuestros hermanos Colombianos. Estos aficionados de Indonesia  también se las ingenian para conectar vía OBD2 programas de diagnóstico tipo Torque en el conector de 6 pines de la centralita de motor. Instalar el teléfono en la Nmax no es una tarea fácil. Yamaha da la opción de sustituir la tapa superior que va en el centro del manillar por una preparada con una especie de barra redonda similar a los manillares de 22”. Aquí podemos usar un anclaje que ya tengamos de manillar. Tenemos la preinstalación de serie bajo la tapa original para añadir una toma usb pero a 78 euros la tapa y 30 la toma usb. He probado algún accesorio de anclaje a los espejos retrovisores pero todo lo que sean extensiones hacen que las vibraciones se transmitan al móvil haciéndote complicado ver un mapa en marcha. La tapa de Yamaha peca del mismo problema ya que por sí sola no sujeta el teléfono y como digo, hay que añadir un soporte a mayores. Independientemente del precio, que me parece caro. Al final, y después de dar bastantes vueltas al asunto he optado por un sistema magnético. Quitando el anagrama de la tapa original, que por cierto, ha ido a parar a la cúpula delantera ya que me parece una pegatina con relieve de bonita factura, se ha practicado un orificio dónde instalar un soporte tipo imán con rosca que me sobraba de un coche…

 

Teléfono con app no europea. Tanto a los contrapesos y paramanos que cuando venga el invierno...

Teléfono con app no europea. Tanto a los contrapesos y paramanos que cuando venga el invierno…

 

 

El soporte, en este caso de la marca Ringke, lleva imanes bastante potentes y el celular se aguanta bien. Es un iPhone 7 Plus por lo que el tamaño es grande y pesado. Queda plano, a la vista está en las fotos. La ventaja es que no vibra. La desventaja es que al estar tan plano queda a expensas del sol. Si éste da de lleno la lectura vuelve a complicarse aún con el brillo de la pantalla a tope. Por el momento no veo mejor manera de instalar el teléfono en este scooter y creo que lo mantendré como soporte definitivo aunque sigo dándole vueltas al asunto.

Tanto vídeo de Youtube, tanta prueba y tanta “ostia”… ya véis lo que se molesta la gente en googlear e investigar un mínimo. Si un “mindundi” como yo se ha percatado de este y otros detalles y pormenores, me refiero sobre todo a lo de las aplicaciones de teléfono entre otros asuntos, me gustaría saber cómo se plantean las pruebas de producto todos estos canales de video y blogs cortados por el mismo patrón…¿Nadie se ha dado cuenta? Seguimos exactamente igual que con la prensa escrita de antaño. En vez de pruebas parecen campañas de publicidad encubiertas. Al menos reconozco que tienen el hándicap de tener que hablar de un producto del que apenas pueden probar unas horas cuando en mi caso dispongo de todo el tiempo del mundo. Pero es que es de juzgado de guardia que todos digan exactamente lo mismo sin haber ninguna prueba diferenciadora. Tanto en video como en texto se ve mucha “prueba” que en realidad es una tímida toma de contacto con el producto. Son dos cosas diferentes y el análisis exhaustivo lleva su tiempo. De todo lo que he leído y visto sobre este modelo de Yamaha en internet solo hay un canal de youtube con criterio, el de Óscar Pena. Diría que fue redactor de la revista Motociclismo aunque no se si actualmente lo tienen en nómina. No es que esa publicación sea santa de mi devoción pero una cosa son los profesionales que allí trabajan y otra el sistema en el que se asientan. No combrego con lo segundo, obviamente.  Suerte que aquí en el Team Marmota intentamos ofrecer algo más. Y no es complicado, creedme. Todo lo que comento está colgado en internet en diferentes formatos.. Lo único que hay que hacer es intentar contrastar un poco la información y sobre todo tomarse las cosas con calma. Publicar el primero si o si no tiene sentido ninguno y aporta muy poco. Aunque bien es cierto que el lector medio huye de análisis sesudos y no se quiere complicar la vida, así nos va… No los que os pasáis por aquí que se de buena tinta que sois agradecidos con  algo de rigor e investigación. De corazón os digo que no os merecéis menos si tenéis a bien leer nuestras pruebas. Por lo tanto lo que la mayoría ofrece son “tomas de contacto” con mayor o menor brevedad. No son pruebas en toda regla como las que se leían hace años. Aunque, con todos sus santos cojones, así las denominan ahora y se quedan tan anchos, punto.

 

Y acabamos, por ahora…

Segundo dashboard de aplicación no europea

Bueno, que me caliento. A ver… que más os cuento. Si, consumo. Que no lo he dicho. Irrisorio pero con matices. Más de 250 kilómetros por depósito de 7 litros está bien pero últimamente ya realizado el rodaje, y apretando un poco cuesta pasar de 230 kilómetros por tanque. Una Suzuki Bandit 1250 para ese kilometraje necesita el doble de gasolina que nuestro scooter pero no anda el doble, anda veinte veces más. Aquí el tema es que para tener consumos contenidos, lo suyo es moverse en modo eco sin pasar de 6000 rpm que activan el sistema de alzado de válvulas variable. En recorridos estrictamente ciudadanos y practicando una conducción relajada, que no lenta, esto es posible. Si nos incorporamos a carretera abierta o vía rápida hay que enroscar el puño del gas obligatoriamente.

Que cada cual en este aspecto saque sus propias conclusiones aunque de un tiempo a esta parte tengo la teoría de que los motores, sobre todo los modernos, consumen lo que tienen que consumir. Otra cuestión es que la gasolina vaya cara.  Como me gusta decir en mis pruebas, ya he llegado al punto de poner gasolina cuando se acaba y punto. Debe ser la edad. Precio del invento, 3200 euros aprox. Por ese puñado de “dólares” hay opciones de segunda mano en motocicletas y te sobra para un mantenimiento exhaustivo. Si, es verdad. Pero aquí el secreto es que es una unidad de renting. 500 euros de entrada, 64 al mes durante tres años y lo que queda de cuota final. Después te la quedas, la devuelves sin más siempre que no superes 10.000 kilómetros anuales y pases las revisiones en concesionario oficial de la marca o estrenas otra. Realmente se devuelven una de cada 10 según me comenta un comercial. El truco reside en que el valor de recompra que te dan si se la quedan es mínimo por lo que la gente opta por pagar lo que queda del crédito y venderla por su cuenta.

 

Mirada amenazadora pero no muerden los escasos 12 cavallos...

Mirada amenazadora pero no muerden los escasos 12 caballos…

Mira, es una opción. Vete tú a saber cómo estará el patio en tres años. Entre las nuevas normativas que lleguen, la brasa que den con las eléctricas y demás hierbas puede no ser mala idea. Si siguen a vueltas con las normas euro, me da miedo pasar la ITV en un futuro. La devuelves y coges otra casi por obligación. Lo mismo en este sentido el mercado se pone como el de los barcos grandes de recreo tipo crucero que, hasta donde yo sé, van navegando en aguas de países de más a menos estrictos en sus revisiones periódicas. ¿Si me da por regresar a la carretera con esa Hayabusa que en tiempos se me resistió?  O con esa Yamaha Fj que Alfredo me tiene preparado. ¿Verdad jefe? Como en las motos, aquí no hay scooter malo. Hay malas compras de gente que gasta en lo que no necesita. Este trasto se adapta relativamente a lo que necesito en estos momentos y aunque justo de potencia voy haciendo un uso intensivo del mismo por una simple razón. Estos scooters pequeños no dan pereza usarlos constantemente. Juegan muy bien esa baza y el personal se engancha después con modelos de más cubicaje apreciando esa comodidad del todo fácil y todo ya. Es posible que aprovechando el parón veraniego, y con las suspensiones revisadas, haga la marcianada de subir a Andorra, mi pista de pruebas particular. Si se da el caso ya contaré por aquí la experiencia pero debo aclarar que para carretera no es. Volvemos a los youtubers que dicen que es posible hacer rutas con scooter de 125cc con argumentos como bajo consumo, tranquilidad, ver el paisaje, etc. Poder se puede pero para ir al ritmo del tráfico habitual en carretera abierta esta Nmax por chasis y suspensiones no llega. Eso sin contar la zurra que llevaría el propulsor mucho tiempo a altos regímenes. Correcciones de trayectoria a velocidades de 90 y 100 pueden ser críticas sobre todo por esa llanta de 13” y esa ruina de suspensiones, no por chasis, que conste. Es para ciudad y extrarradio puntual. Si es el único artefacto con dos ruedas y motor del que dispones, vamos, que para tí si es una moto, no te preocupes que te va a llevar. Pero tómate las cosas con tranquilidad. Para comenzar a rodar en carretera con unas mínimas garantías solo se me ocurre, sin salir de Yamaha, en una Xmax 300cc. Aunque en este caso,como apunto más arriba, nos vamos de 130 a 180 kilos de peso y sacrificamos la extrema manejabilidad en ciudad en pro de solvencia en carretera. Claramente no se puede tener todo. Para mi gusto el tamaño del scooter nunca debe ser superior al de esta Yamaha Nmax 125. Para tamaños superiores como Xmax, Tmax y similares personalmente prefiero una motocicleta tradicional con su cambio de marchas y etc. Si por obligación me quedase en el segmento scooter solo daría una oportunidad a la mencionada Xmax 300cc. Pero para gustos, colores. Al menos tiene el honor de ser el primer scooter que se prueba en el Team Marmota. Y se prueba sin medias tintas y a fondo, como el resto de revisiones que hacemos en este blog. Si Alfredo, dame cuerda que acabaré probando una tostadora Firstline o una Minipimer… al tiempo

Síguenos

7 comments on “Yamaha Nmax 125”

  1. Cele Responder

    Uhmmm interesante, la verdad yo también he entrado hace poco en el mundo del scutre…en mi caso que soy de gastar poco o lo Justo en motos a la hora de comprar se me cruzó una aprilia arrecife 500 de 2002, 40cv unas puntas que llegan a 160, suspensiones pétreas como esa nmax y consumo de 22,4km por litro que si circulas entorno a los 80-90 km/h y sin pasar de 5500rpm puede bajar hasta los 25km/L lo que viene siendo 4 a los 100 y 10 a los 250 solo 2,5 más que la nmax pero, Esque menos ya no se puede gastar.

    Cambie el aceite motor, el filtro y el aceite de transmisión y fueron 30€ en repuestos, la parte ciclo no la voy a tocar solo la quiero para ir a trabajar al centro de alicante y aparcarla donde no me de reparo que la rocen o tiren al suelo.

    La moto anda, es cómoda , económica y muy inteligente para el día a día pero….yo prefiero una Bandit o una fzs y engranar marchas de semáforo a semaforo y reducir a golpe de Gas

  2. Alberticu Responder

    Hola Cele, pues con esa Arrecife puedes contar que hay gente que perfectamente saldría de ruta y no cortas precisamente. Yo también prefiero una motocicleta al uso pero el scooter puede ser la puerta de entrada para muchos amén de quien lo compra por simple movilidad. Como digo en el artículo, en Indonesia la chavaleria esta con estas Nmax como nosotros en tiempos con los vespinos, variants y demás lindezas. Da gusto verlos. Un saludo.

  3. Sergio Responder

    Capaz que en ese top case quepa el propio scooter 🤣… Muy buena prueba como siempre 👏👏

  4. Juanjo Responder

    Te deberian de haber cambiado el aceite de la transmision y limpiado el filtro metalico del aceite en la primera revision de los 1000 kms si o si. Lleva 100 cc de aceite de transmision y 0,9 de aceite 10w40 de motor. A los 6000 que no te hagan reglaje que es un gasto tonto de dinero y tiempo y no hace falta. Trabajo desde hace 2 años en un concesionario oficial Yamaha y se de lo que hablo. Cualquier pregunta o duda dimelo sin problemas

    • Alberticu Responder

      Tal cual Juanjo, ya ves como esta el panorama en ciertos concesionarios oficiales. Espero que en el que tú trabajas sean rectos y den la talla de cara a los clientes.

  5. javier Responder

    Buenos días !! gran artículo y muy “visual´. Sólo una pregunta, qué te llevó a comprar la NMAX en lugar de la PCX 125 de Honda ?? y no quiero decir ni remotamente que una sea mejor que la otra…

    • Alberticu Responder

      Hola Javier. La decisión de compra, como digo en el artículo, se debe a la financiación. Solo Yamaha me ofrecía una especie de Renting.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

UA-70832224-1